IMPORTANTE: Leed por favor

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Moderador: Masters Crónicas

martinilimon
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 3659
Registrado: Lun Oct 10, 2016 4:55 pm
x 255
Sexo: Femenino - Femenino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #1 por martinilimon » Mar May 14, 2019 11:19 pm

- Se suponía que solo debías llegar y esperar. - Te soltó finalmente en el exterior. Pero no en la calle central, pues te había arrastrado hasta una calle transversal poco transitada. - En fin, será mejor que te ponga al corriente de como será tu trabajo a partir de ahora, y espero que seas consciente de las dificultades del mismo. Aunque no te será tan complicado. - Se señaló a si mismo. Para tu fortuna no tendrías que llegar tan lejos en la infiltración.

- ¿Recuerdas el festival Samain? - Te dio cierto para responder de forma afirmativa, permitiendo pensar bien en ello. En caso de negar te hablaría sobre él. - Bueno, supongo que no todos aprovecharon aquella noche. La fiesta no es importante, lleva un par de años sin hacerse, quizás eras demasiado pequeño como para disfrutarla. - A tu entender él tenía una edad similar a la tuya si no menor, aunque quizás también era parte de su engaño y resultaba ser bastante mayor. - Lo importante es el... - Se dio la vuelta, evitando que una mujer en cuya mano derecha cargaba la basura le viese. Esta parecía murmurar algo al marcharse.

- Nadie debe vernos juntos, nunca se sabe. - Dijo retomando la conversación nuevamente. - Debes hablar con el tabernero, es grande y de aspecto fornido. Es quien te dará acceso a la prueba. Ups. - Fue entonces cuando se percató de que no te había informado sobre la misma, y lo solucionó de una forma bastante elegante. - Bueno, realmente mejor que no sepas nada. Así tu reacción será natural cuando tu y el resto de participantes lo sepan. Lo único que tienes que es saber es, no me conoces. No hables nunca conmigo, yo estaré allí. Soy tu apoyo. - Su gesto era serio, y esperaba que entendieses la importancia de aquello.

- Para entrar necesitaras esto. - Era el mismo símbolo que el chunin te había entregado para dárselo a Dongo. - Lo cierto es que si era importante, pero no queríamos destapar toda la información hasta asegurarnos de que vendrías. - Tras ello se marchó.




Debías apresurarte para llegar a la taberna, esta se encontraba muy céntrica sin perdida. Con una decoración bastante básica y rústica. Nada más abrir la puerta podías ver ver que estaba bastante abarrotada. Gente de todas las edades, en grupo y solitarios, en mesas o en la barra. Incluso el baño parecía tener cola. El tabernero estaba ocupado sirviendo una mesa, y no parecía terminar pronto pues tenía trabajo acumulado.

- Je.- Escuchaste como dos hombres de unos 20 años, y una chica de su misma edad, pasaban a tu lado. - Que sitio más horrible. Espero que nos manden fuera pronto. - Uno de los chicos sacó un papel con el mismo símbolo que tu y se acercó a la barra, haciendo gestos al tabernero para que se acercase. ¿Que harías? ¿Lo abordarías antes que ellos o te unirías al grupo?
0 x
Imagen

Dany_6x6x
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 1837
Registrado: Mié Abr 05, 2017 6:32 pm
Ubicación: Atras de ti
x 57
Sexo: Masculino - Masculino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #2 por Dany_6x6x » Jue May 16, 2019 10:07 pm

Como siempre tan imprudente y aun no sabía cómo confiaban en mí una misión como esta, el cual si me conocían muy bien yo no era muy discreto. - Bueno, otra vez tú. - Escuchando aquello que me decía aquella persona, solo debía de llegar y esperar que vengan por mí, cosa que ni se me paso por mi mente. No recuerdo si se me lo dijo antes, pero me daba igual sinceramente. - Tranquila, no he dicho nada que fuera sospechoso. - Solo seguí, hasta que me soltó en el exterior, pero no en la calle central. - ¿A dónde me lleva? - Cuando lo note me saco a una calle poca transitada.

Me explicaba cuál era mi trabajo siguiente y era la infiltración en una organización muy peligrosa, creo que comento algo en la oficina. - Espero poder tener diversión, en esta misión. - En la anterior misión no había tenido problema alguno, cada sujeto que se me paraba delante mío era abatido por mis puños. Creo que no debía de llegar muy lejos en esta infiltración y eso es bueno hasta cierto punto; me había preguntado por el festival Samhain y creo que había ido una vez o dos, pero no recuerdo mucho. - ¡No recuerdo bien! - Al decirle eso ella me explicaba bien que era, recordando así mejor aquel festival.

Esta mujer llevaba un buen engaño y personas como ella no me agradan ya que no se cuándo mienten o cuando dicen la verdad. - No me agradan las personas que van en dos bandos. - Pero si Dongo confiaba en ella, que más me tocaba hacer, por lo que dijo podría ser alguien mayor ocultándose en algún Jutsu para cambiar su apariencia.

De repente se escondió, se dio la vuelta, evitando que alguien que cargaba una funda de basura en la mano. Murmuraba algo antes de dejar el lugar. - Que aburrimiento, deseo ir ya por los malos. - Me decía que no debían vernos juntos y que cualquiera podía ser sospechoso y sinceramente, no tenía idea de porque tanto misterio.

Solo quiero golpear a alguien, sinceramente ni le prestaba mucha atención y apenas le escuche aquello sobre una prueba, también que debía de hablar con el tabernero, que su aspecto era fornido y grande. - Si la prueba es una lucha me conformo. - Si debía de castigar a alguien debía de buscar la forma, de no lastimarlo de manera grave. Tenía que hacer que no la conocía, que al no saber nada mi reacción seria más natural y creíble. - Como digas. - Dije esperando el momento idóneo para ir a lugar donde se daría todo esto, me dio el símbolo que el Chunin me había entregado, el cual debía de llevarle a Dongo y el cual este si era muy importante. - Se estaban guardando cosas. - Explico todo y se fue.

Tenía que ir rápido a la taberna, esta se encontraba muy céntrica y no existía perdida alguna. Era una taberna simple y rustica, nada más al abrir la puerta pude ver que estaba demasiada abarrotada. - Aquí vamos. - Tenia que buscar al tabernero y entregarle el papel o eso entendí yo, ya que al mostrarle el símbolo este me llevaría al lugar de la prueba. Todo estaba full, apenas y podía caminar con facilidad y bueno eso no sería un problema.


De repente escuche a dos hombres de unos 20 años, y a una chica de igual edad, pasaban cerca de mí y con eso escuchaba algo que me seria de ayuda, ya que también iban a participar en dicha prueba ya que uno de los chicos saco un papel con el mismo símbolo que yo tenía. - Así que esos tres también vienen a lo mismo. - Se acerco a la barra, haciendo jeto al tabernero para que ese se dirija hacia él. - Mejor me espero. - No quería levantar sospecha así que vería como el tabernero reaccionaba ante la presencia del símbolo, podría ser que desde inicio nos pongan a prueba y quiero ver cómo va todo antes de ir por él.

-Mejor me espero y veo como les van a esos tres. - Si solo presentaban el papel y se los llevaban a otro lado me acercaría al tabernero y me presentaría, dejando claro que yo también vine a lo mismo que ellos. - Disculpa, creo que también he venido por lo mismo que esos tres. - Enseñando, el símbolo no era bueno en cosas así y
no sabía si lo que hacía estaba bien o mal y solo me quede esperando una repuesta y estando alerta a todo.

► Mostrar Spoiler


► Mostrar Spoiler
0 x
Imagen
Link a ficha en firma.

Gracias Jose sos grande



martinilimon
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 3659
Registrado: Lun Oct 10, 2016 4:55 pm
x 255
Sexo: Femenino - Femenino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #3 por martinilimon » Vie May 24, 2019 1:24 am

- ¿Tu? . - Uno de los chicos se río tras escuchar que estabas allí por lo mismo. - Vaya... - Cogió el trozo de pergamino donde estaba marcado el símbolo y te miró con recelo. Lo cierto es que no solo él, también quienes le acompañaban y el propio camarero. Quien se llevó su mano a la barbilla con gesto pensante. - De acuerdo. Seguidme. - Los muchachos hablaban entre ellos, parecían recordar tu cara de algún lugar, pero de momento no habían caído.

Entraste en lo que parecía ser el almacén tras bajar por unas escaleras, el tabernero se quedó arriba y cerró la puerta cuando el último de vosotros hubo entrado. La sala realmente era espaciosa, y allí no se guardaba comida, sino más bien era una sala de reunión clandestina. Al llegar a la zona central viste que había allí 14 personas, sin contar a los tres chicos que habían bajado contigo. Una la reconociste fácilmente. Era tu contacto. Pero algo diferente, pues llevaba un brazalete con el mismo símbolo que en tu papel pegado al brazo. Otras dos personas lo llevaban, aunque añadían una estrella.

- Supongo que ya estamos todos. - Aquellos portadores de la estrella estaban al mando. Vestidos de azul oscuro y con un pañuelo que tapaba hasta su nariz. Sus ojos y cabello quedaban libres, de color castaño no parecían destacar en absoluto. No podías reconocerles por aquellas facciones. - Solo dos de vosotros formareis parte de esto. - Se formó cierto revuelo entre los asistentes. Uno de ellos, sentado sobre una caja volteado se levantó.

- No voy a perder mi noche aquí por una opción tan remota. - Ascendió las escaleras y cuando apoyó su mano sobre el pomo, este cayó al suelo desplomado. En su espalda un kunai atravesándolo. Rodó por las mismas hasta quedar a la vista de todos. - Nadie abandona la reunión. - El que había lanzado el cuchillo se acercó para recuperarlo y limpiarlo en su ropa. - Esto dejará mancha. - Rechisto mientras la chica encargada tomó la palabra.

- Todos sabéis lo que esta aquí en juego, pero necesitamos comprobar vuestra lealtad antes de asignar algo importante. - Sacó varios trozos de papel de distintos tamaños y los escondió en su mano. Fue repartiéndolos a cada uno de vosotros. Sin embargo al llegar a tu posición, hizo un gesto casi imperceptible cambiando el que te iba a tocar por otro. Sacaste uno corto, aún no sabías lo que significaba, pero nadie había detectado aquello.

- Ahora que mi compañera ha repartido; explicaré en que consiste eso. - Mientras se habían entregado los papeles, el cadáver se había limpiado. Tan solo quedaba un color rojo en la zona, fácilmente disimulable con vino. - Los que tenéis papeles grandes debéis asesinar a una persona dentro de la villa, los que tenéis uno pequeño conseguir 500 ryos robando a alguien. Cuanto más importante y antes se produzca, más puntos ganareis. Tenéis hasta el amanecer. - Una bomba de humo, y al disiparse nadie quedaba ya allí.

- ¡Acho!. No puedo matar a nadie. ¡No quiero que me pillen! - Era el comentario más extendido. Otro en cambio lo entendió bastante rápido y se lanzó al ataque de uno de los presentes mientras la puerta de la taberna se abría y la mayoría salía despavorida por las calles. La caza había comenzado.
0 x
Imagen

Dany_6x6x
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 1837
Registrado: Mié Abr 05, 2017 6:32 pm
Ubicación: Atras de ti
x 57
Sexo: Masculino - Masculino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #4 por Dany_6x6x » Vie May 24, 2019 3:47 pm

A uno de los que estaba presente no les agrado que yo también estuviera por lo mismo, agarro el trozo de pergamino donde estaba marcado el símbolo, mirándome con mucho recelo. - Debo permanecer tranquilo y no buscar pelea, por ahora. - Sabia que debía de mantener la fachada, pero algo me decía que eso no sería necesario. El camarero y los que acompañaban al otro sujeto, también entraron en lo mismo, que podía esperarme ahora solo debo esperar y ver qué sucede. - Creo que debo tapar mi rostro. - Mi cara podía ser reconocida, por el simple hecho de haber participado tanto en el coliseo y eso podría destapar mi fachada.

- Lo mejor es que me coloque mi mascara. - Sabia que esto sería peligroso si me identifican y puede que no salga para contarlo, pero lo bueno es que se me daría un buen combate, algo que deseo tanto. Pensaba en esto porque aquellos que entraron conmigo murmuraban cosas, y eso era que de donde habían visto mi rostro ellos iban delante así que me daba tiempo de sacar mi mascara, para no causar sospechas. Metí mi mano de lo más tranquilo agarrando mi mascara que estaba dentro de mi traje, podría causarme problemas esto, pero quizás algunos tampoco desean ser reconocidos.

Antes de entrar a lo que parecía ser un almacén, me coloque aquella mascara. Tras bajar por unas escaleras, el maldito tabernero se quedó arriba y cerró la puerta, cuando el ultimo de nosotros hubiera entrado. - Aquí comienza todo. - Me coloque en un lugar, buscando una buena posición para estar preparado a todo. En aquel lugar en la zona central, había allí 14 personas, sin contar a los tres que venían conmigo. - Por lo visto, si esta acá. - Reconocí a mi contento y el cual tenía algo diferente, ya que llevaba un brazalete con el mismo símbolo, en mi papel pegado en su brazo. - Así que ella trabaja con ellos. - Había dos más que lo llevaban, aunque estos añadían una estrella. - Por lo visto ellos dan las órdenes. -

Aquellos portadores de la estrella como pude notarlo, eran los que estaban al mando y con una vestimenta igual, cubriendo su cara con un pañuelo, solo dejando sus ojos y cabello libres. - Con eso no poder saber quiénes son. - Con eso no podría hacer mucho para descubrir quienes eran. Peor vestido de azul oscuro, bueno este informo que solo dos podríamos ser parte de ellos. Entre los participantes se formó un revuelo entre los asistentes y uno de ellos que se encontraba sentado en una caja volteado se levantó. - Grave error. - Decidido que la mejor opción era marcharse de acá, pero lo que no sabía era que por algo cerraron la puerta, nadie podrá salir mientras no se cumpla su objetivo.


Apenas y asedio por las escaleras, cuando puso su mano para apoyarse sobre el pomo, este cayó al suelo y en su espalda un kunai que le atravesaba. - Que demonios. - Rodo por las mismas hasta que quedo a la vista de todos, la primera baja y así uno menos para poder entrar a sus filas; me lo hacían más sencillo y con ello me quitaban la diversión, podría ir por cada uno hasta que solo quedara uno.

Aquel que había lanzado el cuchillo se acercó para recuperarlo y limpiarlo con su ropa, renegando que aquello le dejaría una mancha, mientras la chica encargada tomo la palabra. - Llego el momento, necesito luchar ya. - Esperaba que nos pongan a luchar entre nosotros y que el más fuerte ese será el que sea seleccionado, pero eso solo era un sueño. Nos van a asignar una misión el cual cumplirla significaría que estemos dentro. - Bueno, peor es nada. - Saco varios papeles de distintos tamaños y los escondió en su mano, los repartió a cada uno de los presentes. - Me cambio de papel. - Cuando llego a mi hizo un gesto casi imperceptible, cambiando el que me iba a tocar por otro. - Me toco uno corto. - No sabía que significaba, pero nadie había detectado aquello que hizo.


Explicaron ahora si, al haber terminado de repartir en que consiste esto. - Me cambio el de matar a alguien. - Podría ir a por uno de los presentes y el cual me seria muy sencillo, pero bueno el corto era robar 500 ryus y el largo era matar a alguien. -Que más da. - Mientras se entrega los papeles, el cadáver había sido limpiado y solo quedo un color rojo en la zona. - Debo robarle a alguien importante, en serio con lo poco sigiloso que soy. - Mas sencillo me hubiera salido matar a alguien y ya, por el simple hecho de que yo para robar era muy malo. Teníamos hasta el amanecer y no sabía a quién robarle, mis únicas opciones eran aquellos que se había quedado, por las dudas de no poder matar a alguien. - Debo activar mi Byakugan. - Mande chakra a mis venas oculares, dando inicio así a la activación de mi Doujutsu.

Rápidamente me hecho a revisar a los que se encontraban conmigo, quería ganarme eso 500 ryus muy fácil. - Lo siento. - Decía si encontraba los 500, si no pasaría de esas escorias que dudaban en matar a alguien. - Si no pueden lidiar con las consecuencias no son aptos, así que mueran o vivan ustedes deciden. - Miraba a los demás, quería ver si alguno llevaba dinero consigo. - Si tanto lloran por matar a alguien, que sucederá cuando te quieran arrebatar la tuya. - Trataba de aplicar el miedo, para así no matar a nadie, pero bueno un par de golpes no lo hacen daño a nadie. No iba a usar mi estilo del puño suave, así que usaría mi taijutsu brusco para este tipo de cosas, al momento de encontrar alguien con dinero lanzaría unas fuerte patadas a las costillas de este para así poder dejarlo fuera de combate sin necesidad de matarle. - Creo que esto es mío. - Recogiendo el dinero y mirando a mi alrededor.

Alguno entendió lo mismo que yo, la puerta se abrió y la gente salió corriendo formando una estampida humana por las calles. - Bueno, quería divertirme un rato. - Podría darle caza a un par, pero eso me tomaría tiempo.

Si aquellos no tenían nada de dinero, saldría del lugar para poder encontrar un buen objetivo y robarle, esperando no tener problema alguno a la hora de robar. - Vamos, alguno que pueda robar. - No sabría si me estuvieran vigilando, por eso no podría dar de mi propio dinero, ahora solo debo encontrar una zona y actuar que estoy robando. - Creo que debo de buscar un lugar. - Esa sería mi segunda opción, pero por el momento me tocaba esperar.


► Mostrar Spoiler
0 x
Imagen
Link a ficha en firma.

Gracias Jose sos grande



martinilimon
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 3659
Registrado: Lun Oct 10, 2016 4:55 pm
x 255
Sexo: Femenino - Femenino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #5 por martinilimon » Mar Jun 04, 2019 12:13 am

Quizás atacar a las personas que allí se habían quedado no era la mejor de las opciones, y tampoco válido para ingresar en la organización; o quizás no importaba si traicionabas a tus propios compañeros con tal de conseguir aquello que te habían ordenado. Como fuera, viste que prácticamente ninguno de los allí presentes tenía una gran cantidad de dinero. Y necesitarías al menos robar a cuatro de ellos para conseguir el computo total.

- Oye, porque no lo piensas fríamente. - Te habías lanzado al ataque, incluso con el aviso de uno de los presentes. Tu ataque fue detenido como si nada, gracias a un muro de suiton que chocó contra tu pierna. Fuiste repelido un par de metros, quedando al final de la estancia, en la zona oscura. - Gracias. - El chaval al que habías atacado agradeció la intervención de una figura encapuchada. Figura que no hizo ningún intento por comunicarse.

Estaba junto al chico, se dio la vuelta y comenzó a subir las escaleras. Oculto bajo su capa. Cierto temor infundía dicha persona. Sin ir más lejos tu víctima estaba sudando y le costaba respirar; y no era precisamente por tu movimiento. Centrando tu vista en aquella persona descubrirías algo que también podría asustarte. Gracias a tu Byakugan podías ver su chakra circular y deducir, en cierta medida, la cantidad del mismo. Era muy superior al tuyo. Aquella persona parecía ser extremadamente fuerte.




Fuiste rápidamente expulsado de la parte superior del local. Luke, el encargado, no quería que se le relacionase con ningún altercado por lo que tu, el chico al que habías atacado y el resto de personas que aún quedaban allí, os visteis rápidamente en la calle.

La noche estrellada, con ausencia de luna, tenue niebla y escasa luz era todo cuanto te acompañaba. Un paraje bastante tétrico y bastante alejado de la noche con la cual habías llegado, casi parecía que alguien hubiese previsto aquella meteorología para la prueba.

- Oye. - El joven, junto a otra chica, te pidió ayuda. - Ahí gente muy fuerte, no me importa el ataque de antes. - Se le notaba nervioso. - Realmente no necesitamos entrar en la organización, además no podemos matar a nadie. - Te indicó de lo que iba su prueba. - Nuestra familia no pasa por buenos momentos económicos, ayúdanos a conseguir algo de dinero, y nosotros te ayudaremos a conseguir el puesto. ¿Que opinas? . - Te ofreció la mano, mientras que la chica, quien parecía su hermana, se quedó callada observándote.En el mejor de los casos, aquellas personas no eran más que unos ladrones buscando aprovechar tus habilidades.

Podías aceptar o no la oferta. La villa era tuya, pues extrañamente había muy pocas patrullas aquella noche. Fueras por la calle o los tejados, debías encontrar a alguien. Podías seguir rastros de chakra, en especial aquel tan abundante que había defendido tu ataque.
0 x
Imagen

Dany_6x6x
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 1837
Registrado: Mié Abr 05, 2017 6:32 pm
Ubicación: Atras de ti
x 57
Sexo: Masculino - Masculino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #6 por Dany_6x6x » Mar Jun 04, 2019 1:16 am

Como siempre me había adelantado y no me puse a pensar bien las cosas ya que atacar a las personas presentes no podría haber sido una buena idea, pero era lo único que tenía y ahora solo debía esperar. - Maldición. - Mi ataque fue parado, no por aquel sujeto débil el cual intentaba robar. - Por lo visto existen sujetos fuertes en esta cosa. - Mi sangre hervía, pero debía de mantener la calma y no perder la cordura, había sido repelido por un muro de agua y un sujeto que estaba presente, sin intentar decir algo. -Solo tuvieron suerte. - Sin más que decir, solo mire al sujeto el cual usaba quinto y para poder parar esa patada debe de tener un buen dominio en él.

Oculto bajo su capa dio vuelta y comenzó a subir por las escaleras, aquel sujeto infundía un termo el cual me excitaba aún más. - Sera que es tan fuerte como aparenta, ya deseo enfrentarme a él. - Cerré mi puño para así poder controlar las ganas de lanzármele encima para luchar con él, trate de relajarme y controle mis impulsos, soltando un suspiro y también seguí su ejemplo.

Mi Byakugan me dijo algo al mirarlo, que este sujeto tiene una cantidad mayor a la mía, cosa que me sorprendía ya que yo pude obtener todo esto a un entrenamiento riguroso y casi imposible, no me quiero ni imaginar cómo se habrá entrenado este sujeto. Aquel otro que se encontraba en la misma habitación, se encontraba en peores condiciones ya que solo con la presencia de aquel sujeto no podía ni respirar, ya que se le notaba como le costaba hacerlo.

Cuando estaba por salir, aquel tabernero no lo pensó ni dos veces y nos terminó echando antes de que lo hiciéramos por nuestra propia cuenta, así que rápidamente cuando lo note todos que habíamos quedado en aquella habitación nos hacíamos en la calle y ahora solo corría el tiempo y tratar de robar a alguien o de engañar a estos sujetos dándole de mi propio dinero. - Tengo que buscar la forma de conseguir ese dinero o de darle del mío sin que sospechen. - Con una noche estrellada y con la luna perdida de mi vista, la niebla que en ese momento había me permitiría robar sin que me vean con facilidad, con esa escasa luz todo era para mí algo a mi favor y trataría de aprovecharla. - Tengo que buscar una zona segura, y tratar de regresar cuando falten pocos minutos. - Cuando de repente escuche una voz, era aquel joven, junto a otra chica el cual venía a pedirme ayuda. - Estos sujetos solo me harán perder el tiempo. - Querían mi ayuda, su nerviosismo era obvio así que debía de estar alerta a cualquier ataque. - No me interesa nada de lo que me digas. Escucha bien, no tienes nada que me sea de utilidad ya que solo eres un ser débil que cree que puede conseguir las cosas gracias a otro, marchaos de acá y no haga que los mate para así robarles. - Dije todo serio y mirando las intenciones de aquel que quería que le diera la mano, la última vez que algo así se me vino fui noqueado así que ni de coña le daré la mano. - MARCHAOS YA. - Mi todo de voz se elevó y solo quería asustar a estos dos, pero lo mejor que podía hacer era salir de ese lugar.

Sin más que hacer me retire, pegando un salto para ir por los techos en busca de alguien el cual pueda ser robado y luego devolverle su dinero sin problema alguno. Miraba el lugar con cautela, la situación era tensa, sabía que cualquier cosa podía suceder y algo debía de venir por mí por aquello que hice, pero eso me alegraría ya que lo que más deseo ahora es pelear.

Tenía que buscar un rastro de chakra que me ayude en mi objetivo, podría ir por aquel sujeto el cual contenía una gran cantidad de chakra, eso para mí sería lo ideal pero no para la misión y esta vez sí tendré que seguir con los ideales que me permita terminar con éxito la misión. - Quisiera ir por aquel sujeto, pero no puedo por ahora. - Solo tendría que ver por donde se fue y luego de todo esto ir a por él, pero retarlo a una lucha. Seguía corriendo por los tejados buscando a alguien para así poder robarle, alguien que sea fácil y que tenga la cantidad de dinero que sea necesario.



► Mostrar Spoiler
0 x
Imagen
Link a ficha en firma.

Gracias Jose sos grande



martinilimon
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 3659
Registrado: Lun Oct 10, 2016 4:55 pm
x 255
Sexo: Femenino - Femenino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #7 por martinilimon » Lun Jun 10, 2019 10:30 pm

-¿Pero a ti que te pasa?. - El chaval, entre miedo y estupor por tu reacción, retrocedió cogiendo a quien parecía ser su hermana. Se marcharon, siguiendo tus instrucciones, con una mirada despectiva hacia tu posición. A pesar de que no eran realmente ninguna amenaza para tu poder, ponerte a todos en contra posiblemente no sería la mejor de las opciones.




Avanzabas por la oscuridad de la noche, entre calles y tejados, con una suave brisa acompañándote, aunque cada vez más fría. No era propia de aquella época del año. Dado tu movimiento te mantenías en plenas facultades, pero si te detenías por un instante, notarías como tus músculos se agarrotaban por el mismo. [-1 fuerza y rap de permanece quieto] Aquello no era lo más extraño de todo, si no que tus ojos habían estado concentrados en diversos factores, y te habías percatado de que tanto el frío como el gigantes chakra que perseguías, venían del mismo lugar. Podrías llegar allí.

- Eh. - Una figura encapuchada interrumpió tu avanzada. Esta se acercó a ti, sacando una bolsa con dinero. No sijo nada, simplemente la dejó en el suelo, frente a ti, y se marchó. Por su estatura podías deducir que se trataba de la misma que te había cambiado la prueba minutos atrás; la misma que te había metido en aquella organización, y la misma que había estado en el despacho con Dongo. Te estaban regalando el pase. Quizás no confiase que pudieras lograrlo por ti mismo, o simplemente quería hacer aquello de la forma más rápida y sencilla para llegar a lo importante pronto.

Como fuera, no muy lejos de allí, exactamente a dos calles de distancia, podías ver como se estaba produciendo un robo, o quizás un asesinato. Lo que sabía seguro es que había un hombre de mediana edad sobre un enorme charco de sangre, que gracias a tu byakugan sabías que continuaba con vida. Junto a él dos personas que reconocías de la reunión con una cantidad, cuanto menos suculenta de dinero; bastante más del que os habían pedido reunir. Y en dirección contraría, el tipo con quien ansiabas luchar. Dos opciones te llevaban a la batalla y a un resultado incierto, otra a la seguridad de la taberna y una prueba superada. Era elección tuya.
0 x
Imagen

Dany_6x6x
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 1837
Registrado: Mié Abr 05, 2017 6:32 pm
Ubicación: Atras de ti
x 57
Sexo: Masculino - Masculino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #8 por Dany_6x6x » Mar Jun 11, 2019 12:08 am

Aquellos dos que sinceramente deberían de ir a su casa y esperar a que todo se calme, no entendían que esto era más grande que ellos dos o yo. No les di importancia alguna, no quería tener retraso en esta misión, el cual quería acabar lo más pronto posible para irme a luchar con alguien.




Recorría el lugar con mucha precaución, entre calles y tejados, con una pequeña brisa que me brindaba la noche oscura y esta era cada vez más fría de lo que parecía. - Debo de tener cuidado. - Aquella brisa no era algo común, ya que en esta época del año era raro encontrar un clima así.

De repente una figura, me interrumpió el avance el cual hizo que me frenara de seco. Pude sentir como mis músculos se agarrotaban por el mismo clima, mantera un ritmo acelerado permitiría que mi cuerpo se mantuviera caliente y así eso no me afectaría. - Creo que quiere que recoja eso. -Aquello que dejo por lo visto era una bolsa de dinero, el cual era la cantidad justa para poder pasar aquella prueba. - Bueno. - No dije nada, solo me acerqué con cautela y agarre aquello que contenía el dinero, no me interesaba el motivo el cual, hacia eso, pero tampoco me podía quejar. Era aquella persona el cual me había metido en dicha organización, y la misma que había estado en el despacho con Dongo. También gracias a mi Byakugan note como el frio y el gigantesco chakra venían del mismo lugar, podría ir hacia ahí pero no sabría que consecuencias me traería hacer eso y lo mejor era evitar.

Mi cuerpo y mente pedían a gritos ir hacia aquel lugar en donde se encontraba aquel sujeto el cual parecía tener un poder increíble, pero mi conciencia me decía que no que esa no era la misión principal. - Quiero luchar contra ese sujeto, pero por ahora debo centrarme en la misión. - También note como a dos calles de donde me encontraba, se estaba produciendo un robo o quizás un asesinato el cual lo que tenía muy claro es que era un hombre de mediana edad, sobre un gran charco de sangre. - Creo que ese sujeto se encuentra en problemas, pero al ir a socorrerle quizás me cause aún más problemas a mí. - Tenían una cantidad de dinero muy exagerada para la que se pidió.

Tenía varias opciones ir en rescate de aquel sujeto o irme a luchar con aquel sujeto misterioso y por último ir a la taberna a esperar a que se acabe el tiempo dado para cumplir el objetivo de cada uno. - Debo de cumplir esta misión con éxito y por ahora esas no son mis prioridades. - Me carcomía la idea de no ir por alguien fuerte, pero quizás tenga la oportunidad de luchar con el luego de esto o quizás no y eso era algo el cual me iba a arrepentir luego.

Tome la decisión de ir a la taberna, con un frio eminente causada por aquella brisa que provenía de aquel misterioso encapuchado. - Termine mi trabajo. - Dije al llegar a la taberna y al encontrarme a algún encargado de la prueba y entregaria el dinero a la persona indicada.



► Mostrar Spoiler
0 x
Imagen
Link a ficha en firma.

Gracias Jose sos grande



martinilimon
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 3659
Registrado: Lun Oct 10, 2016 4:55 pm
x 255
Sexo: Femenino - Femenino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #9 por martinilimon » Lun Jul 01, 2019 12:50 am

Tenías muy claras tus prioridades, y pese a tu carácter, lograste visualizar el objetivo e ignorar al fuerte tipo para entregar el dinero que tan fácilmente habías conseguido. Aquello te garantizó una gran ventaja en la prueba, puesto que habías llegado a la taberna en primera posición. La parte superior se encontraba vacía de clientes, tan solo el tabernero se encontraba allí. Te miró de reojo, pero no te dijo nada, permitiéndote el acceso de nuevo al sótano que ya conocías.

- ¿Tu trabajo?. - En el sótano tan solo un chico joven, tres o cuatro años mayor que tu, gesto fruncido, ojeras y ojos penetrantes. Prácticamente podías asegurar que estaba viéndote el alma, interrogándote.- Es impresionante que mi propio candidato, quien he elegido de entre todos por sus impresionantes habilidades, este tardando más de lo que tu has tardado. ¿ Quien es tu paladín? ¿ A quien conoces de la organización que te ha metido aquí? Me intrigas. - Se levantó del asiento improvisado en el que se encontraba, tan solo una caja puesta del revés y se acercó a ti.

- Hyuga. Apestas a fracaso. - Se encontraba a centímetros, casi parecía estar olfateandote como un perro mientras te rodeaba, observando cada parte de tu cuerpo, esperando una respuesta a su pregunta, si es que estabas dispuesto a darla. - No pareces destacar en nada, que tal si.... - La sala se volvió fría rápidamente, mientras aquel chakra gigantesco que ya habías sentido inundó todo el lugar. - Esto si es un campeón. - No podías ver quien se escondía allí, bajo la ropa. Solo sabías que llevaba dos cuerpos, uno en cada brazo, que tiró al suelo para posteriormente darse la vuelta y salir por donde había llegado.

- Es hombre de pocas palabras, al parecer es lo único que tenéis en común. En fin. - El hombre sacó dos pergaminos, e introdujo los cuerpos en ellos, ya sabías como había desaparecido aquel en la reunión inicial. - Como has sido el primero, y las normas así lo exigen, he de informarte que la última prueba es un combate. Uno donde podrás escoger a tu rival, de entre todos los que superen esta prueba, que espero no sean muchos. - Añadió aunque en un tono más bajo, quizás esperando que no lo escucharas, aunque lo habías hecho a la perfección.

- Te voy a dar una oportunidad de ganar puntos extras, a tu elección. Puedes esperar aquí a que lleguen el resto, hacer un trabajo mientras. El trabajo es sencillo, entra en la biblioteca de konoha, pasillo 24, sección 3, estantería derecha, 5 leja. Es una zona de acceso restringido. - Metió su mano en el bolsillo y saco un trozo de papel que te entregó. - Busca el libro, "mil y un sellos manuales", su última pagina tiene una técnica especial de sellado, anotala aquí y tráemelo, si haces eso, independientemente de como te desenvuelvas en el combate, estarás dentro de la organización, y te haré mi pupilo, incluso con tu mediocridad podré hacer algo contigo. - Era una buena oferta, aunque seguía insultándote y menospreciandote. Tenías mucho que pensar.
0 x
Imagen

Dany_6x6x
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 1837
Registrado: Mié Abr 05, 2017 6:32 pm
Ubicación: Atras de ti
x 57
Sexo: Masculino - Masculino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #10 por Dany_6x6x » Lun Jul 01, 2019 8:52 pm

Aquella mujer el cual me había estado ayudando me había facilitado el éxito en la prueba y dándome una gran ventaja, ya que había llegado primero a la taberna. - Eso me permitirá observar a cada participante. - La parte superior se encontraba vacía de clientes, tan solo se encontraba el tabernero con su mala cara de siempre y de reojo me miro sin decir nada dejándome el paso al sótano nuevamente.

Al bajar al sótano solo me encontré a un chivo joven, tres o cuatro años mayor que mí, con un gesto fruncido, ojeras y unos ojos muy penetrantes. - ¿Porque me mira así de raro? - Su mirada era tan penetrante que sentía como podía mirar a dentro de mí, sentía como observaba mi alma tan solo con su mirada y eso era algo que no me agradaba, pero no tenía que dejar que me saque de mis cábeles en este momento. - ¡Maldición! - Tantas preguntas que solo deseo darle hasta que se quede sin boca, pero eso me perjudicaría y podría salir herido y golpeado de esta misión.

Quería permanecer en silencio, pero tantas preguntas que no podía quedarme callado. - No interfieras en mi camino o tendré que acabar contigo. - Dije sin miedo a las consecuencias y solo quería que se callara, aunque como era eso podría hacerlo hablar más pero no me importaba solo quería que dejara de preguntar tantas cosas. - Sera que se calla o seguirá hablando. - Se levanto del asiento improvisado en el que se encontraba, tan solo era una caja puesta del revés y se vino hacia mí con una intensidad.

- Creo que tu olor es tan fuerte que te ha afectado el Cebrero, tu candidato aun no llega. - Solté una pequeña risa, nada intimidante o arrogante solo era una risa suave y tranquila, por lo visto ya no soportaba en no luchar con nadie. - Eso si es un fracaso total. - Mientras este seguía mirándome y como un perro de caza trataba de oler mi miedo, algo que no iba a encontrar en mi por el momento. - Es el. - Aquel sujeto que había encendido mi llama, mi espíritu ardía y apagaba aquel frio intimidante causado por el sujeto misterioso y no pude notar quien era, pero si pude ver como llevaba dos cadáveres, uno en cada brazo el cual al suelo los tiro para así posteriormente darse la vuelta y salir por donde él había llegado. - Quiero luchar con aquel sujeto, se ve muy poderoso. - Aquel el cual quería morir por el momento, solo seguía insultándome, pero no caería en su provocación tonta.

Se me informo cual era la última prueba y de que consistía, por lo visto era una gran idea me tocaría pelear con cualquiera de los que superen la prueba. - Ahora si llego el momento, por fin podre luchar. - Mi cuerpo vibraba por aquellas palabras, pero por el momento iría por alguien y es el candidato de aquel charlatán para darle una lección por el momento. - Solo de eso consiste la última prueba, bueno. Sabes dime cuál es tu candidato, deseo cortarle la cabeza y dártela como regalo por lo amable que has sido conmigo. - Sin más que decir solo me quedaría esperando y ver cómo iban tomando forma la siguiente pelea.

De repente escuche otra propuesta, el cual me iba a importar un carajo y al igual con aquello que le iba lanzando por el momento y solo me quede escuchando guardando silencio, esperando hasta que llegara el candidato de aquel y así ir por el para poder completar la tercera prueba.


► Mostrar Spoiler
0 x
Imagen
Link a ficha en firma.

Gracias Jose sos grande



martinilimon
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 3659
Registrado: Lun Oct 10, 2016 4:55 pm
x 255
Sexo: Femenino - Femenino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #11 por martinilimon » Mar Ago 06, 2019 12:25 am

Tu actitud aguerrida, de tipo duro sin cerebro, solía funcionar bastante bien contra las personas de carácter débil; pero te estabas metiendo en un pantano con aquellas personas, pues no eran como aquellos que te habías cruzado en tu corta vida como ninja.

- Aquel por quien tanto tiemblas, es mi candidato. - El único de los allí presentes cuyo chakra era superior a ti. Aquel a quien habías percibido desde la distancia y quien cierto miedo te daba. Esa era la persona a la que estabas retando. - No tiene interés en luchar contra ti, no por nada al menos. Pero no te preocupes, arreglaremos eso. - La oferta de conseguir aquella valoración extra se había esfumado, y tan solo te quedaba esperar a que el resto de participantes llegasen.




El tiempo pasaba en aquella sala. Tan solo unas miradas despectivas hacía tu persona por parte de los presentes y algún sonido vano, tratando de emular palabras. Los aspirantes iban llegando uno tras otro, sin embargo pronto notaste que allí había mucha menos gente de la que en un principio habías visto. Era normal deducir que muchos se habían rajado ante la dificultad de la prueba.

- ¿¡Te sientes bien!? - Te preguntó con exaltación una chica recién llegada, con lagrimas en los ojos y sangre en su ropa; no era suya. Se trataba de la misma chica que había acompañado al chico que solicitó tu ayuda para la misión. Podías deducir lo que había pasado fácilmente. Esta se lanzó sobre ti, tratando de golpearte con su derecha. Con una técnica y una fuerza, lamentables. [20 daño físico, guantazo a mano abierta]- ¡Solo tenías que hacer una cosa, 5 minutos!. - Los allí presentes observaban la escena.

- Van ustedes a pelear, en breve. Pero por favor, continúen. - El tipo que te había ofrecido la oportunidad de ganar puntuación extra era el único que hablaba, además de aquella chica. Por otro lado, tu contacto, no se encontraba en la sala. Quizás le habían descubierto ayudándote, o quizás preparaba otra sorpresa. - Tenemos 10 minutos antes de la siguiente prueba.
0 x
Imagen

Dany_6x6x
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 1837
Registrado: Mié Abr 05, 2017 6:32 pm
Ubicación: Atras de ti
x 57
Sexo: Masculino - Masculino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #12 por Dany_6x6x » Mié Ago 07, 2019 9:30 am

Solo escuchaba palabras sin fundamentos, cosa que me aburría y solo decidí esperar y ver como todo tomaba forma para lo que tanto esperaba, que era luchar a muerte con alguien. - Ese es tu guerrero, me parece un buen rival. - Solo respondí a eso, no dije nada más, no iba a responder a lo otro ya que me parecía sin sentido seguir le el juego a este.

-Como quieras, pero que sea rápido. - Quería luchar contra aquel sujeto, el cual paso de mi algo que me irritaba o por lo visto tiene otros planes. - Creo que no desea luchar ahora, tendré que buscar la forma de pelear con ese sujeto. - Sabia que ahora no era el momento eso podría causarme más problemas de los que tengo por el momento, mi carácter era algo que tenía como desventaja a la hora de infiltrarme y eso me trae muchos problemas. Aquella oferta de conseguir esa valoración extra había expirado, y tan solo me quedaba esperar como todos, me tocaba esperar a que lleguen los demás participantes.

Me encontraba en aquella sala, con tan solo unas miradas llenas de desprecio hacia mi persona por parte de estos sujetos, creo que tengo la atención de casi todos aquí. - Por lo visto tengo mucho seguidor. - Solo sonría a la situación, sabía que en cualquier momento uno de ellos vendría hacia mí. De repente comenzaron a llegar los aspirantes de uno en uno, eso me lleno de emoción ya que sabía que iba a comenzar lo bueno por el momento y pude notar que aquí había menos gente que cuando inicio todo, por lo visto muchos se habían acobardado ante tan difícil prueba o algunos habían caído por su tan bajo nivel. - Ahora somos poco, eso me hace más fácil el trabajo. -

De repente una alguien me dijo algo, no preste mucha atención, pero cuando me di cuenta de quién era y como se encontraba en ese momento, pude notar porque se encontraba con lágrimas en los ojos y peor aún con sangre en su ropa que no era de ella. - Se los dije, no eran personas capaces de cumplir con esto. - Fueron necios, eso le costó la vida a uno de ellos, pero ese no era problema. Se lanzo a mí para así tratar de golpearme con su derecha. - ¿Con eso pretendes hacerme daño? - Una pequeña pausa y rápidamente un pensamiento paso por mi cabeza, el cual esta situación me iba a comprometer más aun en este lugar. Así que hice una finta, esquivando aquel ataque y con mi mano derecha hice que pasara de largo. - Lo siento, pero si no le devuelvo el golpe seré mal visto. Aunque también lo seré, si le ataco. - Y con furia le lance un combo de golpes, para así dejarla fuera de combate y terminar con esto de una vez por todas. - ¡Tu no debes estar acá! - Lance dos golpes uno hacia su nuca y otro hacia sus costillas con mi mano izquierda que estaba libre, podría golpearle sin necesidad de matar le, ojalá no se arme otro relajo más acá.

-Termine con ella, me da igual. - Mientras escuchaba solo aquel tipo que se le ha pasado hablando, todo el rato y era el único por el momento y con aquella chica. - Mi contacto aun no llega. - Eso era raro y me preocupaba un poco pero solo debía esperar y ver como se forjaba todo, esperando ya que una buena lucha se venga a mí. Teníamos 10 minutos antes de que comience la otra prueba que era la final y eso hervía mi sangre al 100% ya que eso solo me decía una cosa y era que ya llegaba la hora de luchar.

► Mostrar Spoiler
0 x
Imagen
Link a ficha en firma.

Gracias Jose sos grande



martinilimon
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 3659
Registrado: Lun Oct 10, 2016 4:55 pm
x 255
Sexo: Femenino - Femenino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #13 por martinilimon » Mié Ago 07, 2019 12:19 pm

Te defendiste de aquel lamentable ataque, sin ningún tipo de inconveniente. Pero lo que podría haber sido una simple anécdota, se convirtió en algo más. Nadie hizo nada para defender a la chica, estaba claro que solo su hermano la apoyaba. Esta puso las manos para defender tu primer golpe, pero ahí quedo todo. La lanzaste con fuerza contra una de las paredes. No estaba muerta, pero le habías roto la espalda. Podría recuperarse en el hospital, aunque solo si alguien la llevaba pronto allí y nadie parecía interesado en dicha tarea.

- Bueno. Ha sido rápido. - Uno de los presentes se rió. Mientras, la chica, se aquejaba de su fuerte dolor en la oscuridad del lugar.

- Es la hora. Vayámonos. Ya recogerán la basura luego. - Todo el mundo se puso en marcha. Una última mirada de la chica desde sus llorosos ojos hacía los tuyos, apelando a tu buena fe, fue lo último que verías, salvo que decidieses ayudarla. En cuyo caso tu aventura con la organización terminaba allí.




Tras decidir abandonar a su suerte a la chica, te habías plantado frente a la puerta del coliseo. Ibais a pelear allí. No había vigilancia, aunque aquello no era usual pues siempre dos guardas se encargaban de aquello, lo más seguro es que los hubiesen eliminado.

- Hemos colocado una barrera de chakra alrededor. Disponemos de 15 minutos antes de que se den cuenta, es el margen que tenéis. Después de eso, la zona se llenara de oficiales de Konoha, y seréis considerados traidores entre sus filas, y seguramente os maten. A divertiros. - Entraste al coliseo, se encontraba como cualquier otro día, con la excepción del público. - Tu pelearas primero. - Te habían puesto la mano encima. Sobre tu hombro. Mientras se acercaba para susurrarte. - Ahora no te asustes.

Cada uno en una esquina, y empezad. Tu eras rápido que aquella mole, sin embargo su ataque salió antes. Te habían entretenido para darle ventaja. Pero no era un ataque poderoso; simplemente se trataban de unos proyectiles de viento de medio rango, aunque todos juntos podrían suponerte un problema; si empleabas tu Byakugan verías que su chakra, apenas se había reducido. Se guardaba lo mejor para el final.




► Mostrar Spoiler
0 x
Imagen

Dany_6x6x
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 1837
Registrado: Mié Abr 05, 2017 6:32 pm
Ubicación: Atras de ti
x 57
Sexo: Masculino - Masculino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #14 por Dany_6x6x » Mié Ago 07, 2019 6:02 pm

Fue muy fácil todo, pero eso era algo que debía hacer o quería como débil ante todos. - Lo siento. - Pensaba mientras veía como esta se quejaba del dolor por el daño causado del golpe que le lance, sentía una pena ya que no era alguien que debía estar acá. Pero bueno debíamos continuar, ella se quedó retorciéndose en la oscuridad de dolor y a nadie le importo quizás hasta muera ya que no querrán que nadie hable y silenciarla era la mejor opción.

Aquella puso los ojos en mí, no podía parar y ni ayudarle solo debía de salir de acá era algo que no me agradaba, pero tenía que hacerlo por el bienestar de la misión. - Espero que sobreviva. - Así que me fui sin mirar atrás.




Dejando atrás a la chica, de repente me vi frente a la puerta del coliseo. Vamos a combatir en el coliseo era algo que se me hacía raro, ya que siempre había dos guardas que se encargaban de la zona. - Creo que han eliminado a los guardas del coliseo, estos sujetos no se andan con rodeos. - Rabian colocado una barrera de chakra alrededor, solo disponíamos de 15 minutos para acabar con nuestro oponente, cosa que me será fácil si no me toca aquel sujeto misterioso.

Si éramos encontrado aquí seriamos considerados traidores y de por ley seriamos asesinados. - Lo de siempre. - Dije mientras seguía avanzando, era lo mismo, pero sin público. - No me gusta luchar sin espectadores. - Cuando de repente alguien trato de distraerme, poniendo su mano encima sobre mi hombro y diciéndome que no me asustara. - Que sucede con estos sujetos, solo andan diciendo que no tenga miedo. - De repente entendí porque era lo susurrado, una cantidad de chakra fue amasada para así forma unas 5 bolas de viento que venían directo hacia mí y sin temor alguno me preparé para defenderme.

Aquel sujeto había salido de una esquina, pude notar que era más rápido que aquella mole, sin embargo, su ataque vino primero, por aquella distracción para así darle ventaja. - Con que así desean jugar, pero eso no será de mucha ayuda. - Vi con mi Byakugan como su chakra apenas y se había reducido, solo me decía una cosa se estaba guardando lo más fuerte para el final y eso me debía de dar una ventaja ahora mismo. Podía parar eso de cualquier forma era un ataque muy sencillo de parar para mí, así con un barrido levantando una capa de aire mezclada con chakra y potenciada con una fuerza en mis pies desvié las bolas de aire enviadas por aquel sujeto.

- Con eso solo me has dado la ventaja, por lo visto no supiste aprovechar aquella distracción ya que no has ido con todo y eso causara tu muerte ahora. - De uno de mis bolsillos saque dos kunais y dos sellos pegando cada uno en un kunai para así estar listo para mi ataque. - Ahora es mi turno. - Estaba a una buena distancia para que la explosión de lo que iba a lanzar no me afectara, así que sin pensarlo dos veces lance el primer kunai, luego el segundo lo guarde esperando que este no sobreviviera para y si lo hacía lo usaría en el siguiente turno. - ¡Ahora! - De repente comencé a moverme, también hice que los sellos explotaran. - ¡Kai! - iba a aprovechar la explosión para así mezclarme en ella y tratar de despistar a mi rival a través del humo causado si se defendía me daría mi ventaja.

Al formarse una nube de humo corrí lo más rápido posible para ir y lanzar todo mi ataque en su integridad, prepara mi ataque acumulando chakra en mis manos, para así lanzar varios golpes veloces en ciertas partes de su cuerpo bloqueando así algunos puntos de presión, bloqueando su paso de chakra por el momento. - Acabe aquí. - Si mi ataque le daba por completo era su fin, si no tocaría seguir luchando.


► Mostrar Spoiler
0 x
Imagen
Link a ficha en firma.

Gracias Jose sos grande



martinilimon
Master Crónicas
Master Crónicas
Avatar de Usuario


Mensajes: 3659
Registrado: Lun Oct 10, 2016 4:55 pm
x 255
Sexo: Femenino - Femenino

Misión Rango C: Si no puedes con ellos, únete.

Mensaje #15 por martinilimon » Jue Ago 08, 2019 10:40 am

Por mucho que tus pensamientos tuvieran en mente la vida de la joven, poco te importaba si vivía o no; pues la habías dejado allí a su suerte. En otra parte en medio del combate, pudiste defenderte sin problemas e incluso enviarle unas cuantas palabras a tu contrincante, quien se había mostrado frío y callado hasta el momento. Aunque aquello estaba a punto de cambiar.

- ¿Mi muerte?. - Había llegado el momento. Sus ojos relucieron en la noche. Aquella sensación de frío volvió a inundar tus huesos. El vapor que salía de su boca indicaba que estaba listo para combatir. Con su mano izquierda, creó una pequeña aguja de hielo que lanzó contra tu proyectil, repeliendo por completo. La explosión se efectuó, sin embargo tampoco entró en el rango de acción deseado. - Voy a enseñarte la diferencia entre tu y yo. - Con su mano libre creó una espada de hielo. La cual bloqueó todo tu ataque.

La espada se resquebrajó, desprendiendo los pedazos de hielo aquí y allí; no obstante esta no se rompió por completo. En ese momento si pudiste notar como su chakra mermaba. Poseía bastante, sin embargo esa técnica le había desgastado, y lo que vendría a continuación aún más.

- Eres demasiado hablador. Te enfriaré un poco. - Bajo los pies de aquel tipo se formaron unos enormes charcos de agua, que con ayuda de un viento gélido se elevaron adquiriendo la apariencia de lobos árticos. Estos se lanzaron rápidamente contra ti. [180 ELM zona] Sin embargo aquello no era todo. Desde una esquina sentiste el chakra de alguien más brotar. Un segundo ataque no planeado hasta tu posición. [60 Elm no zona] No podías asegurar de quien se trataba, pero estaba claro que iban hacer todo lo posible porque tu no ganases aquello.





FDI: Ya se que la tecnica de la espada de hielo no existe, pero es por no hacer siempre lo mismo. Los numeros son los normales de una espada usando el hien maru para defenderse. En terminos de toda la vida, tendria dos espadas. Osea no usara esa tecncia mas de dos veces.
0 x
Imagen


Volver a “Konoha”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados